▷ Dieta antiinflamatoria para prevenir la inflamación crónica

 

dieta antiinflamatoria

La inflamación crónica es consecuencia de gran parte de las enfermedades modernas. La dieta antiinflamatoria ayuda con esta condición, puesto que, está basada en alimentos que reducen la inflamación crónica en nuestro organismo.

Es un régimen nutricional con bajo contenido de grasas trans y en contraparte, gran cantidad de verduras y Omega-3 o ácidos grasos esenciales.

El programa alimenticio tiene grandes beneficios. Por ejemplo, reduce los síntomas de enfermedades inflamatorias, además te ayuda a perder peso y minimiza riesgos cardiovasculares.

También disminuye los índices de insulina y glucosa, así como evita el aumento del colesterol HDL y la disminución del colesterol LDL.

Dieta antiinflamatoria: ¿Qué alimentos consumir?



Si tienes alguna enfermedad crónica, como la diabetes, artritis o alguna enfermedad autoinmune, la forma para mejorar tu calidad de vida es la dieta antiinflamatoria. Es importante destacar que se puede adoptar este régimen previa valoración médica.

A continuación, una lista con los alimentos que prioriza este programa alimenticio:


Pero antes, te invito a conocer la Dieta que es más eficiente en grasas y proteínas 

Frutas y vegetales

Estos alimentos aportan antioxidantes y flavonoides con propiedades que reducen la inflamación. Esto explica la popularidad y eficiencia de las dietas vegetarianas, de hecho, la evidencia científica indica que hay que priorizar estás fuentes vegetales:

No pueden faltar en una dieta antiinflamatoria el brócoli, la col rizada y la coliflor, tampoco las bayas como las cerezas, moras, arándanos y las que tienen un color profundo porque aportan antioxidantes.

Los tomates, alimento rico en licopeno, los pimientos con su poder antioxidante y los chiles, en sus diferentes presentaciones porque contienen   ácido ferúlico y sinápico, sustancias que reducen la inflamación.

Pescados y huevos

En particular, la familia perteneciente al pescado azul, es decir, trucha, salmón, sardinas y arenque. Todos ellos fuentes de vitamina D y omega-3.

Por otra parte, el huevo como proteína también se prioriza en la dieta antiinflamatoria, puesto que mejora algunos indicadores inflamatorios en pacientes con enfermedades crónicas.

Avena

La avena también tiene propiedades antioxidantes, gracias al alto contenido de fitoquímicos que posee, entre ellos tocotrienoles, ácido fítico, compuestos fenólicos y flavonoides.

Además, estudios recientes han demostrado que la avena es un alimento con poderes desinflamatorios, por lo que se prioriza en la dieta antiinflamatoria.

Los compuestos de este alimento en particular ayudan a ejercer una actividad hasta 30 veces mayor que otros alimentos con las mismas propiedades.

Hongos o setas

Los hongos shiitake, melena de león, los portobellos y los champiñones aportan fenoles y otras sustancias antioxidantes que funcionan como antiinflamatorios.

Si quieres favorecerte con todas las propiedades de las setas, lo más recomendable es comerlos crudos o con una leve cocción.

Aceite de oliva

Se ha demostrado que el aceite de oliva crudo, puede disminuir de forma importante los marcadores inflamatorios.

Y es que, aporta una sustancia conocida como oleocantal, un antioxidante por naturaleza que compara su efecto con antinflamatorios médicos, por ejemplo, el ibuprofeno.

Chocolate

Para la dieta antiinflamatoria se recomienda chocolate negro, ese que posee como mínimo 70% de cacao. Resulta también beneficioso el cacao en su estado más puro porque es capa de reducir la inflamación en nuestro organismo.

Especias, plantas y algas

Por lo general, quienes consumen algas tienen menor riesgo de inflamación. Por su parte, algunas especias tienen una importante acción antiinflamatoria, por ejemplo, el jengibre, la canela, la cúrcuma, el clavo y el ajo.

El té verde es una planta con un potente efecto antiinflamatorio, por eso es priorizado para este programa alimenticio.

Alimentos naturales

De hecho, los alimentos mínimamente procesados son la base fundamental de la dieta antiinflamatoria. La filosofía que sigue este régimen alimenticio es la misma de nuestros antepasados, una alimentación principalmente basada en plantas y algunos animales.

En teoría, esto es lo que nuestro cuerpo necesita para solucionar procesos naturales, como, por ejemplo, la inflamación.

La dieta antiinflamatoria promueve una alimentación balanceada, aportando a nuestro organismo un saludable equilibrio entre carbohidratos, proteínas, verduras, grasas de calidad y complejos.

También debemos satisfacer las necesidades naturales de minerales, fibra y vitaminas, todo el conjunto ayudará a prevenir la inflamación crónica, propia de algunas patologías.

Publicar un comentario

0 Comentarios

Buy Website Traffic